una buena carrerita

by Bernardo on 24/07/2010

No sé si uno se va haciendo mayor o que cada vez estoy más liado, pero lo cierto es que cada vez el tiempo me da para menos. Me he leído un libro en mi Kindle que me está ayudando en todo esto: The Power of Less

Siguiendo los consejos del libro, y entre viajes y horas interminables de trabajo conseguí por fin este año hacer mi primer triatlón olímpico: el wildflower en el Lago de San Antonio en California. Fue una aventura increíble. El lago está en un parque natural y los casi 7.000 participantes de la carrera tienen que hacer camping en el parque. Es enorme y hay suficiente espacio para todo el mundo. La carrera es el domingo, y normalmente llegas el viernes por la noche con la tienda de campaña y el equipo completo, bici incluida.

La noche anterior te acuestas con el sol, a eso de las 9, embotado en el saco de dormir y con olor a campamento. Duermes con un mezcla de miedo y nerviosismo; nunca antes había hecho seguidos 1.500 metros de natación, 40 km de bici y 10 km corriendo cuesta arriba casi todo el trayecto. El frío de la primera mañana te despierta. La tienda está calada de rocío y ha llegado el momento de la verdad. Empieza el ritual: comer poco pero con mucha fibra, beber buena cantidad de agua y ponerte la malla de correr y montar en bici. El casco, la gorra, las gafas, las botas, las zapatas, los calcetines y los chutes de azúcar van en una bolsa separada. El camino hasta el punto de salida es un reguero de bicis acompañadas por su valientes guerreros.

Lo más espectacular es la alineación en lo que se llama el área de transición: las bicis colgadas por debajo del sillín en una barra, en una toalla junto a la bici tienes preparado los elementos que irás utilizando en cada una de las pruebas. El tiempo que utilizas entre cada uno de los tres deportes es crítico y cada segundo que puedas optimizar cuenta.

La carrera empieza a las 8am, por edades en intervalos de edades de 5 años. Primero los más jóvenes hasta llegar a los que se empeñan en desafiar a la naturaleza dándose estas palizas a los 75 años… Todos estamos marcados con nuestra edad en los gemelos y los antebrazos, para que nadie se cuele donde no le corresponde. Este detalle tiene además un efecto desmoralizador: cuando vas en al bici y ves que te pasa uno que pone 54! y sabes que ha salido media hora después que tú…

Como colegiales que ven el mar por primera vez, los competidores nos hacinamos en la rampa de salida de natación. Suena la sirena, con el corazón a mil y reconociendo que las siguientes 3 horas y pico te vas a pegar una machacada, te lanzas al agua en tu traje de neopreno. Aunque te esfuerzas en nadar, aquello es imposible: un manotazo cuando respiras, el pie de uno que te comes a la menor y el agua que tragas entre los nervios y la marabunta…

Cuando los mejor preparados por fin nos dejan sitio a los del montón para nadar a gusto, resulta que aquello se complica aún más: sin suficiente señalización y después de un rato nadando como un rey, oigo la voz de alguien en una moto de agua que me dice “oye tú que te has salido de la carrera!!”… por si 1.500 metros me parecían muchos, toma otros 200 :)

Cuando por fin la natación se acaba tienes que ir corriendo a tu área de transición, y a toda pastilla quitarte el traje de natación, quedarte con la malla que llevabas debajo, ponerte las botas de bici, el casco, las gafas y chuparte una cuesta de dos kilómetros como la de Navacerrada.

Después de 40km, con Lorenzo amenazante según crece el día, llegas de nuevo a tu estación. Como no queriendo pensar en los 10km de carrera que te quedan, cuelgas la bici en la barra de tu puesto, te quitas las botas y te pones las zapatas de correr. El lumbago te recuerda que va a ser casi imposible que te chupes los 10.000 metros que te quedan, pero aún así te lanzas. Me cargo en la bandolera los chutes de azúcar que si me porto bien me daré cada dos kilómetros. Así lo hago.

3 horas y casi 35 minutos después de comenzar la carrera llego a la meta destrozado, pero con una sensación que no había sentido nunca. Las banderas de muchos países de todo el mundo nos recibían en la línea de meta. No veía la española… hasta que descubrí que estaba justo después de la línea de meta pues una española ganó la carrera del año pasado.

Creo que forcé mi cuerpo hasta su máximo ese día, y acababa de conseguir algo que perecía imposible. No es algo que repetiré muchas veces, pero la satisfacción de haberlo conseguido es uno de los mejores sentimientos que he tenido nunca. Muy recomendable.

Reflexiones y comentarios personales de Bernardo Hernandez

Hay 14 comentarios en este artículo:

  1. 24/07/2010Pedro Blanco says:

    Si te gustan los buenos escritores deberías leer "De que hablo cuando hablo de correr" de Haruki Murakami. Muy bueno.

    Un saludo!

  2. 24/07/2010Clara Valle says:

    Madre mía, qué lejos quedan de mí los deseos de esas sensaciones

  3. 26/07/2010Anonymous says:

    Te diré Bernardo que ya tus entradas en éste blog no sorprenden,y no lo hacen por "sorprendentes".
    No haces cosas sencillas y disfrutas con las pequeñas e insignificantes cosas de la vida?

    Cuéntanos cosas más sencillas en las que nos veamos reflejados,anda!
    No sé,me pareces muy exagerado y contar éstas cosas no te hacen más grande.Aunque no diga que no lo seas!pero……..

  4. 26/07/2010Samer K says:

    Dios Mio! y yo que me emociono porque corro la San Silvestre Vallecana todos los años! ;)

  5. 31/07/2010Anonymous says:

    Mi pichoncito, eres increible…
    T'estimu molt
    muic

  6. 4/08/2010Anonymous says:

    contento, contentísimo debe estar usted…no hay forma de resistirse a hacerse una cuenta tuenti, todos están ahí, tus amigos, tus familiares y todas sus vivencias. Simplemente genial.

  7. 4/08/2010Benito Castro says:

    No sabía de tu dedicación al deporte a este nivel. Y qué nivel. Mi máxima consecución: correr 30 kilómetros, por lo que me considero un pre-maratoniano.

    Benito Castro. (EBE)

  8. 4/08/2010el buscador oro says:

    de verdad como lo haces?
    No duermes?
    No comes?
    no vas al baño?
    Como gestionas tu tiempo para hacer tantas cosas?
    cual el el secreto?

    Yo solo con currar, ver a mi familia y/o amigos y con hacer algo de deporte una o dos veces en la semana agoto mi tiempo

    Como puedes llevar el puesto que tienes, participar en varias empresas al margen a la vez, participar en fundesco, cultivar aficiones…..

    Pq no escribes un post sobre esto?

  9. 5/08/2010Anonymous says:

    Eso digo yo!
    éste chico parece de otro planeta…
    podrías decirnos como te organizas un día, a ver si nos cuadra todo lo que consigues hacer…o tienes genta en la que delegas….porque si no no lo entiendo!
    Ahhhhhhh, a aunque no lo estás,podrías incluso estár casado y tener hijos. Cómo??? delegando en la madre o teniendo personas que te los cuiden!

  10. 24/08/2010silvia says:

    Si, las sensaciones de una triatlon son de otro mundo,este año en Barcelona haré mi cuarta, te invito a participar 17 de octubre.
    Anónimo, una de las cosas más importantes es la gestión del tiempo, quizás vayas corto en esto.

  11. 8/09/2010Gzúrl says:

    Bernie, después de leer esto me entran ganas de arrancarme la camisa a lo Clark Kent y salir corriendo :-)

  12. 13/11/2012Ernesto says:

    Muy bien Bernardo, has dejado alto el pabellon de Helmántica, yo soy de Miróbriga. Un abrazo

  13. 5/02/2014Javier says:

    Tiene que estar bien. A ver si un día me ámimo y saco tiempo.
    Enhorabuena por tu redacción

  14. 10/11/2014Cara Perawatan Wajah Alami says:

    I don’t understand your language but I see that you provide and share useful ideas and things on this simple website. Gracias.

Escribe un comentario: