Se han jubilado todos

by Bernardo on 18/03/2008

El viernes pasado estuve en Salamanca, invitado por el director del que fue mi Instituto, El Fray Luis de León. Estos meses celebran los 150 años, como uno de los Institutos de educación más antiguos de España. En 1983 mis padres decidieron que el Fray Luis era un instituto estupendo y que si me admitían pues que allí me iba, por aquel entonces aún no se había aprobado la LOGSE.

Lo más importante es que mi amigo Juan Carlos se venía conmigo; tuvimos la suerte de estar juntos en clase casi los 4 años de bachillerato. Hice amigos que conservo y disfruto, Raquel, Jaime y Agustín. Organicé una conferencia donde el Aznar descocido nos habló de los nuevos estatutos de autonomía.

Al subir las escaleras de entrada que hace 25 años subí por primera vez empecé a sentir una carga de sensaciones extrañas. Nunca había sentido el vértigo de los años de una manera tan intensa. Los recuerdos difuminados de cada uno de los rincones del instituto de repente aparecían traicionados por las reformas y cambios que han hecho a lo largo del tiempo. Algunas cosas seguían igual: la cafetería, con el mismo olor a tortilla recién hecha con pan blandito; la clase de primero, hoy aula de música, la de segundo, la de COU; el aula de informática donde sentados en sillas alrededor del profesor aprendíamos a programar en el único ordenador disponible: un Apple IIe.


Hablé de Google y de Tuenti ante unos 200 alumnos. En un momento perdí la mirada en el fondo del auditorio y con esa habilidad que tenemos de pensar en un par de cosas a la vez, me alejé de mí mismo mientras hablaba de mapas y pensé en lo maravillosa que es la vida. Pensé en aquel Bernardo de 17 años lleno de sueños y ambiciones, que no sabía casa nada, pero en el que la energía de hacer cosas era intensa, tan intensa como ahora. No tengo nada que ver como persona con el niño que salió de allí, pero al mismo tiempo me siento casi igual.

Pregunte por La Pepa, por el Yuyu, por El Puma, por El Pitufo, por Doña Rosaura: todos se habían jubilado. La Cata había muerto. Las piedras seguían en su sitio, la gente ya no. Poco de lo que fue estaba ahí para hacerme un guiño. El Fray Luis que fue está ya solo en mi memoria; es cierto, el tiempo no perdona.

Hay 7 comentarios en este artículo:

  1. 18/03/2008Gaviota says:

    Yo estudié la prepa en el Instituto Fray Margil de Jesús, otro buen instituto 100% mexicano (bueno el nombre) Creo que el retomar nuestras raíces nos hace recordar nuestro sentido de pertenencia y sobre todo que nos debemos a ellos.

    Saludos Hidrocálidos!

    P.D. Desbalagate a la Feria!
    Aguascalientes te espera!

  2. 19/03/2008apuf.com says:

    me pasa igual cuando voy a mi colegio…ya quedan muy, muy pocos profesores en activo pero es una sensacion extraña los que vivimos fuera cuando volvemos a ese sitio

    bonito texto

  3. 20/03/2008esthela says:

    hola!!

    soy esthela,,,,ummm te agregue en el tuenti nose si te daras cuenta,,,me encanta lo que escribiste sobre el fray luis,,,la verdad que yo ahora no siento esas mismas cosas,,,pero supongo q con el paso de tiempo si volviese a ir lo sentiria…me alegro que te haya gustado la vuelta al instituto y espero que al acabar este ultimo año que me queda irme con unos recuerdos tan bonitos como lso tuyos;)

    adios

  4. 20/03/2008Anonymous says:

    hola!!

    soy esthela,,,,ummm te agregue en el tuenti nose si te daras cuenta,,,me encanta lo que escribiste sobre el fray luis,,,la verdad que yo ahora no siento esas mismas cosas,,,pero supongo q con el paso de tiempo si volviese a ir lo sentiria…me alegro que te haya gustado la vuelta al instituto y espero que al acabar este ultimo año que me queda irme con unos recuerdos tan bonitos como lso tuyos;)

    adios

  5. 22/03/2008jose francisco says:

    Vaya que si pasa el tiempo.. en octubre asisti a la cena del XX Aniversario del COU. Yo no era el único q ya no vivia hace años en Murcia pero vamos los que si vivian alli tampoco mantenían mucho contacto. Tremendo el choque de sensaciones, sin duda fueron años q t marcan y tanto o más las personas con las que lo compartes… como siempre con casi todo. Fue un bonito reencuentro en algunos casos, porque en muchos sigo manteniendo contacto con amigos de entonces. Fantástico mi nivel de “mantenimiento y conservación” viendo como estaban los compis, incluid@s algun@s guaper@s d entonces!!!! jajaja
    Ya sabes que algunos como tú nos gusta mantener vinculos en casi todos sitios ¿no? ;)

  6. 25/03/2008Dani says:

    Ayyy… qué recuerdos me trae a mí también cada vez que paso por mi colegio…
    Eso sí, ¿no sientes como que, aunque todo cambie, el que tú recuerdas es “el auténtico”?
    En fin, ya se sabe aquello de “cualquiera tiempo pasado fue mejor” ;)

  7. 9/04/2008Anonymous says:

    Hola, también te vi en tu conferencia una de las doscientas alumnas, también conocí al Puma dando clase, y también te quiero dar las gracias por ir y darnos en parte, a algunos, claro, un último empujoncito en este año que para mi es el último, y en el que todo el rato me vienen dudas de si debería empezar una carrera y seguir estudiando, o no hacerlo. Gracias por dejarme o dejarnos ver, que podemos llegar lejos si nos esforzamos.

    SAluDoS.

    P.D.:Seguiré leyendo tus textos,si no te importa, suerte con tus viajes y con todo, claro.

Escribe un comentario: