memento mori

by Bernardo on 9/10/2008

Transcribo el último comentario en el post anterior.

“tanto optimismo y tanto orientarlo todo en positivo, es real?? no tienes momentos de bajón, de tristeza, de sentir que nada vale la pena??”
Claro que tengo momentos de bajón, claro que a veces me siento triste, claro que como todo hijo de vecino a veces pienso que nada merece la pena.
Y contándole a la persona que escribió ese comentario qué es lo que me ayuda cuando me siento así, me lo voy a recordar a mí mismo.
Dos son las cosas que me ayudan: una estatua de la Catedral Nueva de Salamanca, y mi madre.
En la Catedral Nueva de Salamanca hay una capilla, la Capilla Dorada, decorada con decenas de santos y personajes bíblicos. Entre tanto oro y bienhechor, el arcipreste que la construyó se empeñó en aguarnos la fiesta haciendo un hueco en la pared donde un esqueleto feo y mal vestido, reposa sobre un cartel que dice “memento mori”, recuerda que te vas a morir.
La otra cosa es mi madre. Tiene 63 años, la han operado a corazón abierto 3 veces y vive con asistencia artificial en casi todas las válvulas de su corazón. Los momentos más intensos de mi infancia y adolescencia los recuerdo marcados por las operaciones de mi madre. Mi primera comunión se retrasó por su segunda operación. Mi último año de carrera coincidió con su última operación. Todo el mundo hablaba de las pocas probabilidades de supervivencia en cada una de las intervenciones; de las compañeras de habitación que pasando por la misma operación no salían del quirófano. Entre tanto miedo y temor, siempre recordaré la fuerza de mi madre animando a todo el mundo; la sorpresa del doctor Rufilanchas al comprobar que cosida entre pecho y espalda, se levantaba ella sola y se duchaba sin ayuda de nadie; su energía y sus ganas de vivir que pueden con todo.
Y es que estar vivo es lo mejor que nos ha pasado. Me ayuda recordar que esto se acaba y que si no te ocupas tú de sacar partido de cada minuto, nadie lo hará por ti. Siempre, siempre, siempre hay algo positivo de lo que alegrarse, a lo que te agarras, en lo que te recreas y que te da fuerza.
Hoy mismo me sentía como una mierda. Estoy harto de currar sin parar, de la economía que se va al carajo, del plantón que me han dado hoy en la cita que por fin prometía acabar con tantos meses de hastío emocional… Me he cogido el ordenata, me he venido a mi bar preferido, y aquí estoy compartiendo mis penas, pero encantado de tener 30 dólares para una cerveza y unos mejillones, de la increíble noche que con la luna con resaca de llenez hace que San Francisco cada vez me guste más.
Como dice Alaska: Y en plan travesti radical, le doy la espalda a cualquier muestra de tristeza, melancolía o decepción, felicidad o tentación, todo podría ir a peor.

Hay 24 comentarios en este artículo:

  1. 15/10/2008Laullon says:

    DIOS… que carta de cervezas tiene ese bareto… Tengo que ir a probarlas TODAS…. desde luego es un buen lugar para olvidar las penas…

  2. 16/10/2008Maria Rosa says:

    Hijo de una luchadora… por qué no me sorprende? :-)

  3. 16/10/2008Alicia says:

    Me quedo sin palabras antes este post… muchas gracias por compartir tus experiencias con nosotros.
    Yo también suelo repetirme a menudo que estar vivo es lo mejor que nos ha pasado… y no sólo me lo digo a mí misma, lo siento de verdad.

  4. 16/10/2008plunchete says:

    Con lo de pensar que vas a morir instantáneamente me ha venido a la cabeza este video: http://www.youtube.com/watch?v=UF8uR6Z6KLc

    ¡Ánimo y adelante!

  5. 16/10/2008Tomas R. says:

    Genial, Bernardo. Como siempre.
    Un abrazo y mucho animo.
    Nos vemos en el congreso de webmasters.

  6. 16/10/2008LIBERTAD says:

    Muy a menudo me siento mal, sólo por conocer cómo actúan cada vez más gente, de forma despreocupada, sin pensar en las consecuencias que cada acto tiene en quienes nos rodean (familia, amigos, compañeros de trabajo…). Me originan infelicidad, descontento, soledad, ni qué decir impotencia.

    Bonita historia la de “MEMENTO MORI” y bonita historia la del ejemplo de tu madre.

    Una vez más, pensamos en ellas.
    Hoy en día, cuando me acerco a la treintena, también yo me doy cuenta de que con diferencia nadie ha apostado más por mí, haciendome sentir que sólo otro puede hacerte luchar cada día, superando los sentimientos de malestar pensando que hay alguien por quién merezca la pena sacar fuerzas.

  7. 16/10/2008LIBERTAD says:

    Muy a menudo me siento mal, sólo por conocer cómo actúan cada vez más gente, de forma despreocupada, sin pensar en las consecuencias que cada acto tiene en quienes nos rodean (familia, amigos, compañeros de trabajo…). Me originan infelicidad, descontento, soledad, ni qué decir impotencia.

    Bonita historia la de “MEMENTO MORI” y bonita historia la del ejemplo de tu madre.

    Una vez más, pensamos en ellas.
    Hoy en día, cuando me acerco a la treintena, también yo me doy cuenta de que con diferencia nadie ha apostado más por mí, haciendome sentir que sólo otro puede hacerte luchar cada día, superando los sentimientos de malestar pensando que hay alguien por quién merezca la pena sacar fuerzas.

  8. 16/10/2008Anonymous says:

    Sólo con pensar lo que has conseguido desde que saliste de Salamanca deberías estar siempre feliz… y no solo en negocios, eres un tío estupendo a todos los niveles.

    tu estabilidad emocional está en plena marcha atrás, seguro!!!!

    JL

  9. 17/10/2008M.D.Percara says:

    siempre dije hay que verle el lado positivo de las cosas y que por algo pasan. Siempre hay subidas y bajas en la vida, es imposible siempre estar en el mismo animos. Si uno quiere vivir, lucha, por mas que los doctores digan que tal vez no hay vuelta atras, el apollo del otro, vale mucho para el que esta enfermo. Tal vez eso es alegria de saber que no esta solo.

    mdpercara.

  10. 17/10/2008Juan says:

    No es la primera vez que me sucede. Leyendo tus posts siento una gratitud enorme, similar a la que siento con mis amigos por el mero hecho de que me dediquen su tiempo y por estar muchas veces en su cabeza.

    Creo que, si no te importa, voy a pasar a considerarte uno más de mis amigos…

  11. 19/10/2008Gaviota says:

    que buen post!!
    Creo que es no de los que más me han emocionado!!
    Y sabes lo mejor de todo es que en estos momentos tan difíciles que estoy pasando, me has hecho reflexionar para seguir adelante!
    Gracias por compartir tus momentos.
    Yo sé que tal vez hay tantas personas que te escriben que habrá veces que ni te cauerdas quienes son, sin embargo yo sé que estás en cada uno de los que te leemos.
    Saludos Aguascalentenses!!
    Me encantaría ser tu amiga!!

  12. 19/10/2008Piama says:

    Sí. “Memento mori”. Genial post…como siempre, pero este de una fuerza que me ha impresionado.

    Y que comparto de todas, todas…
    saludos y a por una cerveza!

  13. 20/10/2008JM says:

    Todos los días, al volver del tabajo, tengo la oportunidad de admirar esa catedral que tanto te inspira. Y durante ese trayecto, lo único que intento recopilar son las 10 cosas buenas del día. Me intento olvidar de problemas, agobios, prisas y estrés (que en Salamanca también lo tenemos, no creas) y me centro en sacarle el jugo positivo a la vida. Igual que tú das gracias (a Dios, a la vida, al cosmos…) por esos $30 para una cerveza, yo busco mis 10 motivos para sonreír. A veces me quedo en 5, otras llego a 15, pero te puedo asegurar que me sirve para llegar a casa con otra cara.

    Gracias por compartir tu esencia

    JM

  14. 20/10/2008Anonymous says:

    Pues si, “memento mori”, mañana mismo me toca el de un compa del curro que se va de un día para otro, así, sin avisar.
    Como por suerte no es nuestro caso, nos quedamos con las cosas buenas que tiene esto. Te adjunto un recuerdo que tomé de tu ciudad por la que pasé el verano pasado. Que no sea para morriña. salu2.

  15. 20/10/2008mariaenlisboa says:

    Gracias.
    Sobre todo hoy

  16. 21/10/2008Anonymous says:

    Bien !! Mostrar la debilidad es un sintoma de gran fortaleza. Rino

  17. 22/10/2008David says:

    Bueno, independientemente de lo sensible del post, que cada uno escribe como quiere o lo que quiere, suiempre que sea con respeto…

    Frases del tipo: “Mostrar la debilidad es un sintoma de gran fortaleza” me crispan los nervios, simplemetne mostrar la debilidad, es signo de que se es debil. Poco más. Otra cosa es mostrar la sensibilidad, pero ¿la debilidad? ahora ¿vamos a entronarla como si de una virtud se tratase?, pues no, no lo es, y más en una sociedad como esta.

    A mi en momentos de bajon, me anima Oscar Wilde, Piet Mondrian, las milhojas de nata, ver alguna serie, y a veces llorar.

    Por cierto Dejame Llorar, es más bonita como cancion que Miro la Vida Pasar, al menos a mi me gusta mas

    Saludos.

  18. 23/10/2008Dani says:

    Ufff, nunca un blog había conseguido que se me pusieran los pelos de punta…

    Cuando te sientas como una mierda, estés harto de currar sin parar, de la economía que se va al carajo, del plantón que te han dado… en fin, esos momentos de melancolía necesarios para sentirte “humano”, piensa también, además de las cervezas y los mejillones, en todo lo conseguido, no sólo en lo profesional, sino en lo personal. Conseguir que te admire gente de todo el mundo, sólo por lo que transmites al escribir… no tiene precio!

    Por cierto, tu última frase, “todo podría ir a peor”, es una de las que me “salva” en los malos momentos… ;-)

  19. 24/10/2008Anonymous says:

    Genial post!!! me has dejado sin palabras… creo tienes una gran madre un ejemplo a seguir y asi has salido….no dejes de escribir es muy interesante todo lo que dices y de gran conocimiento, arriba estos animos y aleja los moments tontos, te imagino mas con subidones, con todo lo que consigues que con bajones. Felicidades por tu blog.

  20. 24/10/2008Anonymous says:

    lo que no acabo de entender es porque no decides/decidimos pasar tu/nuestra vida y tus/nuestras energias junto a las cosas que realmente te/nos importan (que me da la impresion, como es normal, que no es solo el trabajo)

    ultimamente estoy dandole vueltas a una frase que he oido mil veces pero que hace poco escuche por primera vez: tal como te acercas a los cuarenta, quiza te vas dando cuenta que no te queda tiempo para todo, que el futuro no es algo lejano, si no que ya esta aqui y que se esta pasando…

    gracias por tu blog

  21. 26/10/2008brigate says:

    yo hoy tampoco tengo mi mejor día.

  22. 26/10/2008jose francisco says:

    Vaya que si tu madre tiene entusiasmo y vitalidad, y además es contagioso… su compañía es positiva y se nota a su alrededor! las oportunidades que he tenido de disfrutar de su presencia me lo han corroborado siempre ¡es estupenda!.
    Por otra parte, faltaría más que no tuvieras también tus ratos de bajón, y las dudas, miedos e inseguridades que todos, ese es el mérito… ¿no?
    H&K

  23. 31/10/2008Juan Grajera Parra says:

    Hacia tiempo que no te leia, hoy despues de 16 meses estoy de rodriguez, mi mujer y mi bebe en el pantano de San Juan, he aprovechado para ver el ultimo de Mayumana y blogear un rato antes de dormir pierna suelta….has conseguido que mi noche sea perfecta, me sentia muy bien, pero tu recordatorio “memento mori” me ha hecho relativizar aun mas todo aquello que suele preocuparme a diario….Gracias Berni y gracias tb a ti Mama de Berni.

  24. 12/11/2008Pablo L. Renaud says:

    “Memento mori….”
    Excelente, incorporo esa expresión ahora mismo a mi “argumentario de la vida”.

    Bernardo, me ha encantado leer este mensaje; me ha recordado por qué debo seguir luchando cada día, cada minuto, cada segundo por marcar la diferencia.

    En mi caso yo perdí a mi madre de pequeño, hecho que me ha generado una enorme “deuda vital”, pues tengo que vivir mi vida por los dos. La gente se pregunta constantemente de dónde saco tanta energía, ilusión y optimismo; pues la clave no es otra que esa: tengo el compromiso adquirido de marcar la diferencia, de dar un gran sentido a mi vida. En definitiva, una “doble deuda de vida” que saldar y pocos años para pagarla :-)

    Ánimo Bernardo…. ¡Vamos a por todas!

Escribe un comentario: