lo que quiero ser de mayor

by Bernardo on 18/06/2009

En los últimos meses he colaborado con un par de proyectos de dos valientes de la vida. Un chico y una chica.

El chico se llama Olly Hicks, tiene 27 años y hace cuatro fue la primera persona en remar solo desde Estados Unidos a Inglaterra. En este momento está en los mares de Nueva Zelanda intentado la proeza de dar una vuelta de 18,000 millas alrededor de la Antártica sin parar. Desde Google le hemos ayudado con la tecnología y no solo le podemos seguir en un mapa de Google, sino que nos manda vídeos y hace blogs posts a lo largo del camino.


La chica es Roz Savage, de 42 años. A los 33 dejó a su marido, su trabajo de ejecutiva, lo vendió todo y se empeñó en cruzar el Atlántico también remando. Lo consiguió y ahora está cruzando el Pacífico. Hace un par de semanas la despedimos desde las costas de Hawaii. También utiliza la tecnología de Google, Blogea, Twittea, mantiene su perfil en Facebook y nos manda vídeos y la podemos seguir en este mapa.

Cuando les conoces en persona descubres que están hechos de otra madera. Son valientes y están llenos de vida. Una suerte haberles conocido.

Hay 6 comentarios en este artículo:

  1. 19/06/2009Domy says:

    Interesante post, como siempre ayudando tu y google, estas personas que tu comentas deben de servirnos de ejemplo para todo, eso si es vivir por algo en la vida con esos retos.

    Saludos.
    Domingo Lopez.

  2. 19/06/2009Anonymous says:

    Dedicar el tiempo a este tipo de retos… para mi no son ningun ejemplo. Hay mucha gente que necesita ayuda y les vendría estupendamente el tiempo, la energia e inteligencia de estas personas.

  3. 20/06/2009Julio Loayza says:

    Anualmente se celebra en Tenerife el Flypa, un festival de deportes aéreos de los más importantes del calendario a nivel mundial y del que somos orgullosos colaboradores.

    En la edición de 2007, Ramón Morillas, granadino, consiguió la proeza de volar desde la península ibérica hasta Canarias en paramotor. Un recorrido de 1.100 km sobre el Atlántico, colgado de una indefensa vela de parapente, durante más de 14 horas. Pulverizando con ello, además, el record del mundo de distancia en paramotor.

    Me fastidia que estos héroes de nuestro tiempo, que se atreven a soñar y a hacernos soñar, queden en un estado de anonimato tan grande, mientras los medios dan cancha y protagonismo hasta al primo de la hermana de la que cuenta que se tiró al futbolista de turno.

    Por eso me gusta enterarme de estas cosas. Y de paso difundir otras (lo hago siempre que puedo)

    Por cierto, la travesía de Ramón se pudo seguir también por Google Earth :-)

    @Anónimo: Sí son un ejemplo. Son un ejemplo de lucha y superación. Son, por tanto, fuente de inspiración para otros. Contrarrestan la pesadumbre que produce ver que la inmensa mayoría pasan por la vida sin hacer nada y sin importarles nada, desaprovechando un inmenso potencial en la más absoluta mediocridad. Como decía, nos hacen soñar ¿Qué precio tiene eso? A mi al menos me recuerdan que estoy vivo.

  4. 22/06/2009Anonymous says:

    Leyendo lo que dices me ha surgido la pregunta de si sólo se puede ser valiente cruzando a remo (curiosa coincidencia, será pandemia?) el Atlántico. Y esta gente no tiene otra cosa que hacer?

  5. 24/06/2009Anonymous says:

    ¿y tu qué quieres ser de mayor, Bernardo?

  6. 13/10/2009Anonymous says:

    Los que hemos llegado a cumplir esos años, aun nos quedan fuelles para seguir con la aventura de la vida. No es necesario llegar a Alfa. En el camino existe todo una variedad de aventuras que bien valen la pena embarcar hacia la luna. Presto, solo falta la escafandra. Mas tarde, Marte. Y así hasta lo finito. Saludos Chris gonzalez-mora

Escribe un comentario: