La generosidad

by Bernardo on 4/01/2009

Por fin me he tomado unas vacaciones. Me he venido a Hawaii donde estoy descansando unos días. En estos días de descanso estoy entretenido con unas tarjetas que como en un juego ejercitan la inteligencia del Alma, creadas por Jose María Doria y que me regaló mi amigo Javier Cebrián. Cada tarjeta reflexiona acerca de algún concepto importante. Ayer la tarjeta hablaba de la Abundancia, decía que la auténtica riqueza venía de dar, de ser generoso.

La verdad es que es un poco tópico, y se dice my fácil: no hay mayor riqueza que desprenderse. Pero en realidad es algo muy complicado. Son muchas las prostituciones del concepto: la manipulación y la indulgencia son sus peores enemigos.

Con la apariencia de generosidad se busca la reciprocidad sumisa del otro: si te doy algo que valoras y no esperas, te sentirás en deuda conmigo y tendré tu atención, favor y apoyo. El miedo a peder el regalo te hará dependiente. Aquí la generosidad no es más que un poderoso instrumento de manipulación.

Otras veces con la generosidad acallamos los sentimientos de culpa. Ante errores que nos hacen sentir culpables, damos como forma de pedir perdón y compensar por lo que hayamos podido hacer mal. Aquí no estamos más que comprando nuestro propio perdón.

Gente auténticamente generosa me ha enseñado el verdadero significado de la generosidad: tomar consciencia de lo que se tiene, dar gracias y compartir sin esperar nada a cambio. Lo más importante es no esperar nada a cambio: no compras lealtades, no compras perdones, no esperas nada, solo das. Sabes que estás dando desde la generosidad cuando el desprendimiento acaba en sí mismo.

Por supuesto es mejor ser generoso por manipulación e indulgencia, que no serlo en absoluto. Muchos controlan desde el despotismo y no la manipulación generosa, otros no necesitan del perdón. Pero es importante no confundir las prostituciones de la generosidad con la generosidad misma.

Tomo nota de mis reflexiones e intento aplicarme el cuento. Mientras tanto me he dado generosamente a mí mismo unas clases de surfeo y en ello estoy :)

Hay 6 comentarios en este artículo:

  1. 5/01/2009Diego Oliveira says:

    Pocas palabras podrían definir mejor tu forma de ser, Bernardo.
    Generosidad, tu enorme generosidad en todo lo que haces y para con todos los que se acercan a ti.
    Esos pequeños grandes detalles tuyos, siempre accesible a una foto o a prestar 5 minutos de tu atención y siempre, con una sonrisa cálida aunque no hayas dormido en 48 horas por culpa de los aviones:), es lo que te hacen, entre otras muchas cosas, un tío grande.
    Así que no te preocupes que te estás “aplicando el cuento” con creces!!!
    Un fuerte abrazo y todo lo mejor para este año.

  2. 5/01/2009Inma says:

    Es impresionante encontrar en esta vida personas autenticamente generosas dando.Y es igual de importante encontrar personas autenticamente generosas recibiendo, sin plantearse un por que? simplemente recibiendo con agradecimiento, sin sentirse obligado a devolver el gesto y por supuesto compartiendo y disfrutando consciente de ese momento tan especial.A veces complicamos demasiado las cosas, no será que debemos empezar con la generosidad de uno mismo a uno mismo para poder entender la generosidad con los demas y de los demas ? Felices vacaciones, disfruta de ti.

  3. 5/01/2009Tomas R. says:

    Que envidia me das, Bernardo.
    Por cierto, ya tenemos los coches de Street View en Salamanca: http://www.tomasrufino.info/blog/2009/los-coches-de-google-maps-ya-estan-en-salamanca/

  4. 8/01/2009Anonymous says:

    Si señor, vaya estilazo! Ahora cuando vengas a Asturias no tienes excusa para no meterte a pillar olas conmigo.

    C.Aguayo

  5. 8/01/2009Rino says:

    Conozco ese juego. Creo que justo ese tipo de reflexiones son las que buscan las cartas de la inteligencia del alma.
    La honestidad de tu post te honra.
    La generosidad “boomerang” es un primer paso que abre a reflexiones como las de tu post. Hay mucha gente que muere sin conocer ni siquiera este primer nivel.
    Todos hemos vivido alguna vez la extraña sensación de descubrir que es mas agradable regalar que que te regalen y en contrapartida también la generosidad como compensación del sentimiento de culpa que describes.
    Tú sutil e inteligente disección del concepto te acerca ya a ese sentido más puro de la generosidad del que todos estamos distantes. Pero ya sabes, el placer está en el camino a Ítaca, más incluso que en Ítaca en si mismo. Dicen que el reconocimiento y aceptación de la sombra es más de la mitad del camino hacia la luz.
    También he oído una acepción de la generosidad que si no es tan sublime, como esa de no esperar absolutamente nada, ya es en si muy elevada. Son personas que si esperan que ese gesto les sea devuelto pero no por nadie en concreto si no por el universo… y parece que funciona.
    Cuentan que en la corte de los zares rusos una dama oyó por primera vez un concierto de Tchaikovsky, quedó tan impresionada que al conocer su pobreza dio orden de que le pasaran unos cientos de rublos al mes de por vida y que jamás se supiese el nombre del benefactor. Yo hoy 100 años después doy gracias a esa dama, quizás sin ella el genio nunca hubiese salido de la sombra.
    Respecto lo del surfeo viene bien. Pobre de aquel que en el 2009 no sepa surfear algo en sus proyectos.
    Fuerte abrazo, Rino

  6. 2/02/2009Tona says:

    Estoy segura que la generosidad es la mejor forma de actuar para cualquier persona y especialmente para los líderes.
    Los que piensan que esa generosidad siempre viene devuelta por el universo,desde mi punto lo que ocurre es que, cuando uno es generoso llega a las personas y siempre en algún momento, en el más inesperado, alguien recuerda que te portaste bien con, un hermano, amigo, compañero, padre,etc tu ni siquiera recuerdas y tan solo con ese comentario, ese recuerdo del hecho, te compensa todo lo que pudiste hacer.
    No entiendo que pueda existir un lider que no sea generoso.

    Yo os recomiendo un libro “Los sietes poderes” de Alex Rovira .Ed Empresa Activa.
    Creo que da las claves para aquellas personas que quieran ser un líderes y no jefes. O para aquellas que quieran aprender lo que es importante en la vida.

Escribe un comentario: