emprender

by Bernardo on 5/12/2009

El martes se celebró la octava entrega de los premios del Proyecto Escuela Banespyme Orange. Junto a los ganadores de los premios de este año me dieron el premio al emprendedor tecnológico 2009. Se lo dediqué en silencio a mis padres, por el mundo de oportunidades que sin entender muy bien para qué, me han abierto a lo largo de mi vida.

Me hizo mucha ilusión y también me hizo pensar.

La sala estaba llena de emprendedores que competían en las diferentes categorías de los premios. Uno de estos emprendedores dijo que los que montamos empresas tenemos algo especial. Le dije que no estaba de acuerdo: Todos somos emprendemos, no me gusta el sectarismo exclusivista de los que consideran a los emprendedores gente especial. Estoy convencido de que el emprendedor se hace, no necesariamente se nace.
El exclusivismo que tiene la etiqueta del emprendedor es un cuento que algunos llenos de vanidad y autocomplacencia se han inventado. Todos emprendemos desde el mismo momento en que nacemos: cuando arrancamos a llorar, cuando empezamos a andar, cuando elegimos la carrera que queremos estudiar, cuando nos lanzamos a nueva nueva relación, cuando cambiamos de trabajo, cuando montamos unas vacaciones… hay mil cosas que hacemos a lo largo de nuestra vida que tiene mucho que ver con emprender.
Pero hay algo distinto cuando uno emprende montando empresas. Lo distingo en los ejemplos de antes es que en esos casos no nos queda otra… no nos queda otra que respirar, o que andar de pie, o que estudiar una carrera o que enamorarnos. El problema de montar una empresa es que es mucho más sencillo conseguir un trabajo que te pague una nómina fija todos los meses sin que te tengas que complicar la vida. Si no nos quedara otra que buscarnos la vida habría mucha más gente montando empresas.
Montar empresas tiene grandes satisfacciones: libertad, sentirse al volante, recompensa económica y orgullo por crear algo que estás convencido de que debería existir. Sin emabargo no es un camino fácil. Nadie te dice cómo deber hacerse y es un camino muy solitario la mayoría de las veces. Nunca sale bien a la primera y el coste personal es alto.

Pero para mí, lo que resulta más difícil es hacer todo esto conservando la integridad. Emprender tiene que ver mucho con sobrevivir, y cuando se trata de sobrevivir nos sale el instinto del todo vale, y es ahí cuando empiezan los problemas. Es fácil medio mentir para conseguir una venta, o prometer y no cumplir para conseguir una inversión, o manipular para conseguir apoyos, u obsesionarse con negociarlo todo para que no se escape nada.

Cuando ariesgas está en juego demasiado como para no prestarle atención a todo y no intentarlo todo. Y es este quizá el punto más importante, no el qué, sino el cómo. Lo importante no es emprender, sino cómo emprender. Es tremendamente rentable en el corto plazo tomar atajos que parecen resuelven tus problemas y máximizan tus resultados… pero qué pasa en el largo plazo. Tengo siempre muy presente el comentario del un socio de un tío mío que después de 20 años haciendo cosas juntos, me dijo de él: no encontrarás mejor persona con la que hacer negocios.

No es fácil y cada pequeña cosa cuenta, cada email, cada conversación, cada acuerdo. Todo está abierto siempre a interpretaciones y al relativisimo, pero al final lo que importa no es que hayas emprendido, sino cómo lo has hecho desde la integridad de quien eres como persona.

De estas cosas deberíamos hablar más los emprendedores.

Hay 11 comentarios en este artículo:

  1. 6/12/2009Roger Torné says:

    Estoy totalmente de acuerdo, es más, creo que las empresas deberían tener un certificado reconocido en las que se clasificase por empresas íntegras o no íntegras. Aquellas que contaminan, aquellas que exigen mucho y dan poco a los trabajadores primando de forma exagerada el beneficio del empresario. Esas en que ser una mujer embarazada significa llevar una carta de despidoo o de no renovación de contrato. Aquellas que jamás apostarán por la formación de sus empleados, las que priman la venta a cualquier precio aunque luego entreguen con la mitad de calidad prometida. Las que dicen que saben, venciendo a mitad de precio, y convierten proyectos en caminos pantanosos de nunca acabar.

    Con suerte, algún emprendedor establecerá un sistema de estrellas para valorar la integridad de las empresas con sus stockholders. No solo en las grandes, también debiera ser obligado en las de 4 o 10 trabajadores.

    Uno debe saber con quien se juega el futuro, sea un potencial socio, un potencial cliente o empleado.

  2. 7/12/2009pablo says:

    Que verdad es que es un camino solitario y dificil!
    Lo que sigo sin entender es para que nos metemos en un lío tan grande con lo calentito que se está con la nómina fija.

    no lo entiendo…

  3. 14/12/2009Anonymous says:

    Totalmente de acuerdo.

    Y añadir que una persona q emprende queriendo hacer realidad un sueño, al principio lo hace sólo,debe construir los pilares sobre los que se asentará y mantendrá fuerte.Pero luego es vital rodearse de personas que se contagien de tu filosofía y te ayuden a continuar soñando por mucho tiempo. Emprender sin una continuidad y un apoyo en otra persona,léase socio o empleado es un sueño q no deja poso, del cual un día más pronto que tarde te despiertas. Todo vuelo necesita una alas para mantenerse ahí arriba y avanzar.

  4. 15/12/2009Domingo Lopez says:

    Enhorabuena Bernardo.
    Saludos.

  5. 11/01/2010el buscador oro says:

    madre mía que verdad!!

    Todos tenemos principios, su solidez sólo depende de la recompensa que exijamos por romperlos (joder que cursi) y creo que cuando eres emprendedor las recompensas son más elevadas o más necesarias y por tanto tus principios no deben ser tan flexibles como los planes de negocio

    La verdad es que tu blog es muy enriquecedor

  6. 15/01/2010Jaime Lanchares says:

    Emprender un proyecto empresarial es la capacidad que tenemos de decidir como queremos arriesgar nuestro futuro y es una buena manera de sentirnos vivos (al menos hasta que podamos colonizar otros planetas).

    Enhorabuena por el premio.

  7. 25/01/2010Maria José says:

    Acabo de conocerte y me gusta mucho todo lo que nos cuentas. no me pareces repelente, pero un poco de otro planeta. Se me olvida presentarme soy M.josé. un saludo

  8. 25/01/2010Maria José says:

    Acabo de conocerte y me gusta mucho todo lo que nos cuentas. no me pareces repelente, pero un poco de otro planeta. Se me olvida presentarme soy M.josé. un saludo

  9. 2/02/2010josémiguel says:

    Nosotros teníamos que estar allí como finalistas pero por compromisos no pudimos acudir. Por suerte nos queda el consuelo de saber que ya te vimos "hablar" meses antes en Palma de Mallorca.

    Felicidades por el premio.

    PD: Creo que se puede emprender con integridad. Es mucho más complicado pero el resultado es altamente enriquecedor. En ese camino encuentras gente muy buena…en todos los sentidos…

  10. 3/05/2010Jesús Iniesta says:

    ¿Qué es emprender?

    Emprender es elegir una senda en un bosque inexplorado, es ver el paisaje de la vida y elegir un camino, reinventando y mejorando ese cuadro que es la vida.

    Esta actitud ante la vida une a una serie de personas que cuando tienen que elegir no se dejan llevar por el camino facil, barajaran las opciones y si no les convencen trazan un nuevo camino. Estas personas son los emprendedores.

    ¿Quienes son los emprendedores?

    Desde el obrero al empresario, desde el barrendero al carpintero, todos son potencialmente emprendedores, cada vez que idean un sistema para hacer más facil su vida están emprendiendo.

    En este sistema que es la humanidad, destacan más los que son capaces de emprender de las maneras menos obvias, con mayores niveles de abstracción, haciendo realidad las realidades mas inimaginables a costa de trabajo, tiempo y sentimiento.

    ¿Quien es mas emprendedor el fundador de una multinacional o el albañil que arregla cualquier desastre?

    Todos tienen merito, en cambio su valoración en la sociedad probablemente sera algo más injusta que la valoración de las ideas en sí.

  11. 5/08/2010Gonzalo says:

    Totalmente de acuerdo. Sin un ápice de dudas al respecto.

    Tuve la suerte de ser uno de los miembros de una de las empresas finalistas y la verdad Bernardo es que nos dejastes embelesados con tu discurso y la respuesta al joven emprendedor que realizo esas declaraciones.

    Creo que el "cómo" se hacen las cosas es lo que realmente fabrica modelos, aunque el "qué" tenga innumerables seguidores que no se preocupan del "cómo".

    Pero tengo esperanzas, creo que el modelo "cómo" es sostenible y moralmente más enriquecedor y el modelo centrado exclusivamente en el "qué" es efímero, pero como todo atajo es también tentador para muchas personas.

    Un saludo muy afectuoso

Escribe un comentario: