el valiente de Curro

by Bernardo on 29/10/2008

Si cumplir los sueños de uno es todo un placer, cuando ves cumplidos los sueños de un amigo la satisfacción es aún mayor.

La semana pasada, recién aterrizado en Madrid desde San Francisco, dejé las maletas en casa y después de desayunar con mi hermana, comerme unos churros en SanGinés con Gonzalo, y tomarme el aperitivo con Carlos y su empeño emocional de estos meses, me monté en otro avión de camino a Bilbao.
Me esperaba el estreno de Tolomeo, la ópera en la que mi buen amigo Curro Carreres había trabajado durante meses como Director de Escena y que esa tarde veía la luz en el teatro Arriaga junto a la ría del Guggenheim.
Conozco a Curro desde el año 90, cuando reflexionábamos sobre ideas de política en el segundo aniversario de la revolución francesa junto a las siempre sospechosas aguas del Mar Menor. Por aquel entonces Curro era un estudiante de derecho en la universidad de Murcia. Con un par bien puesto, un sueño claro y la vida por delante, dejó la leyes, y se lanzó a estudiar Historia del Arte y a hacer todo lo posible por introducirse en el mundo de la ópera, que le fascinaba y en el que quería triunfar. Aún recuerdo cuando me dijo “Tío, es increíble, pero cuando veo una ópera no puedo evitar fijarme en mil detalles de la producción, y cuando leo las críticas, parece que me han leído el pensamiento!!”
El pasado domingo 19 no pude por menos que emocionarme cuando al final de la ópera, le veía en escena saludando en los aplausos. Estas son las cosas que recuerdas cuando pasa el tiempo. Nos llenamos la vida de compromisos insustanciales cuando al pasar de los años lo que recuerdas es lo bien que te lo pasaste en aquella fiesta, la boda de tu mejor amigo o un estreno de ópera como éste. Pienso que conseguir los sueños de uno es maravilloso, pero compartir los sueños de tus amigos es aún mejor. Todo un orgullo.

Hay 4 comentarios en este artículo:

  1. 30/10/2008silvia says:

    completamente de acuerdo, celebrar los triunfos de los amigos y familiares es veces más gratificante que celebrar los tuyos propios. También es muy reconfortante tenerlos a tu lado en momentos díficiles!

    Por cierto ya tenemos el Streert view en Barcelona, no veas la polémica que está generando!

    saludos desde Barcelona

  2. 31/10/2008Anonymous says:

    es cierto, compartir los sueños es gratificante y es una inyeccion de energia cuando son los tuyos quienes comparten sus sueños contigo. Pero dejame que te haga un pequeño comentario, despues de leido lo tuyo: no tienes amigos que no hayan cumplido sus sueños? no tienes a nadie a quien la vida no le haya ido bien? me gusta leerte, y siento hacerte este comentario, pero parece ser que sólo tienes amigos o solo hablas de tus amigos a los que todo va bien. Y eso, me hace pensar que eso es imposible o que los has barrido de tu vida.
    Un abrazo

  3. 2/11/2008jose francisco says:

    hablando de sueños…. y despertares:

    La ultima conferencia: http://www.youtube.com/watch?v=hKRgLvmamUY

    tú hablabas en tu post anterior del “memento mori” ¿no es impresionante? pensar en las vanidades es estéril y el éxito es siempre un valor muy relativo…. las personas que te rodean, ser feliz haciéndoles felices a ellos, o al menos intentándolo dia tras dia, ni más ni menos.

    Besazos desde Madrid de nuevo!

  4. 4/11/2008mariaenlisboa says:

    Llevo años viéndo a Bernie llegar cada día más alto. Su energía es contagiosa para los que le rodean. Leo ahora a anónimo y su comentario sobre los éxitos de los amigos de Bernardo, entre los que me incluyo (modestamnte). Anónimo, los éxitos y los fracasos, son cuestión de enfoque: depende de tu forma de mirar la vida puedes ver un hecho como éxito o como fracaso. En este caso de Curro, Bernardo está compartiendo lo que desde cualquier punto de vista es un éxito. No es imposible que a todos sus amigos les vaya bien, es más, en el caso de Bernardo y de su forma de mirar la vida, es toda una realidad. Te aseguro, como amiga, que no borra de su entorno a los que no triunfan . . . lo que pasa también es que su optimismo es bastante contagioso, y sobre todo su energía en lo que emprende es todo un ejemplo a seguir. Y su habilidad para compartir es algo de lo que aprender mucho.

Escribe un comentario: