El SMS mató al Christmas star

by Bernardo on 31/12/2006

En estos días de Navidad ya es habitual recibir unas cuantas docenas de mensajes de texto en el móvil (SMS) llenos de buenos deseos. Yo personalmente hace ya años que no escribo tarjetas de Navidad, y cada año recibo menos. Los SMS son más cómodos, rápidos y baratos. Llegan en el momento, por lo que no dependes de los retrasos en correo. No hay que comprar tarjetas, escribirlas, recopilar las direcciones, pegar los sellos… coges el móvil, entrenas el pulgar y la imaginación, le das a mandar a toda la guía, y yatá. De hecho es bastante habitual recibir emocionados deseos de paz de números desconocidos, que guardan tu número en su guía sin ser correspondidos. Los mensajes en los móviles son exactamente lo mismo que los tradicionales Christmas, pero se adaptan mucho mejor a nuestras estresadas vidas. Los Christmas se quedarán para los nostálgicos más tradicionales.

Un mensaje típico podría ser este que recibí de una buena amiga:
Feliz Navidad! En este mensaje va un abrazo con cariño y nuestros mejores deseos para esta noche especial y para el año que en breve empieza. Belén y Fernando

O este otro de un amigo más letrado:
Mil besos no suplirían mi nombre en tu boca. Recuerda eso en 2007. Yo existo porque tú me nombras. Andrés y Manuel

O este otro mucho más elaborado:
Directamente desde Harrots con nuestros mejores deseos para el 2007

O este barnizado de resentimiento político:
¿Por qué los maridos no declaran una tregua permanente? ¿por qué la gente adulta sigue creyendo en los reyes? ¿por qué la derecha está más contenta desde ayer? ¿por qué Madrid tiene tantas luces y la esperanza tan pocas? Que la alegría de una sola alegría te valga más que todas las penas. Feliz 2007. Jorge García

Mientras recibía mi ración de mensajes en la noche del 24 de diciembre, pensaba en cómo este fenómeno es otro ejemplo de la transición a las nuevas tecnologías, que no aniquilan industrias sino que las complementan por otras más suculentas. Hagamos unos números rápidos:

1.En España hay una penetración de móviles del 105%, tocamos a más de un móvil por persona, qué horror :) Para nuestro cálculo supongamos que tocamos a uno por persona. Partimos por lo tanto de unos 42 millones de móviles. Asumamos también que tan solo hay unos 7 millones entre bebes y personas que no saben mandar mensajes. Quedamos con un parque de unos 35 millones de móviles en disposición de parcipar en la Christmas Mobile Estravaganza.
2.Yo he recibido estás navidades una media de unos 30 mensajes de felicitación. Sin extrapolar este número asumamos que la media de mensajes enviados por pesona es de 7.
3.A 15 céntimos el mensaje, hace un total de casi 37 millones de euros ó 6.150 millones de pesetas.

Nada mal para una operación sin costes variables y sin más preocupación que la de garantizar que los sistemas son capaces de gestionar el trasiego electrónico de la paz y del amor.

No hay comentarios aún.

Escribe un comentario: