el poder de los fuertes

by Bernardo on 5/09/2009

Ayer hice un doblete romántico-vomitivo: vi una puesta de sol con los cielos límpios y el mar calmado al tiempo que la luna ascendía llena, totalmente opuesta en el horizonte. Me acabo de levantar y veo cómo esa misma luna, igual de llena pero ahora ya casi imperceptible no creo que llegue a desaparecer en el horizonte sin que el sol la ciegue por completo.

Bryan y yo especulábamos ayer entorno al porqué las puestas de sol atraen a tanta gente, por qué las salidas de luna pasan casi desapercibidas, y las puestas de lunas ni se ven.

Bryan justificó el tremendo éxito del hermano sol frente a la hermana luna, en la mezcla de colores y tonos que siempre diferentes se amoltonan en los atardeceres, mucho más competitivos estéticamente que las entradas y salidas del satélite.

Yo, en una línea más conspiracional, creo que tiene que ver con el poder de los fuertes tan presente en la naturaleza allí donde mires.

Al sol le sabemos poderoso desde que inaugura el día: no podemos mirarle directamente más que un rápido segundo sin pagar el precio de unas retinas llenas de puntos negros, y pese a estar a unos 8 minutos luz de nosotros su calor es implacable. La puesta de sol es el único momento donde el sol se hace humilde, nos deja que le miremos, se funde con el mar o con la tierra y nos regala un cielo de colores distintos durante unos minutos. Pero es la renuncia a su poder lo que produce todo esto.

Es su poder el que permite a la luna brillar en su lleno esplendor; solo cuando ella accede a bailar en perfecta simetría con él, castigándola con cojas mutilaciones los otros 27 días que pierde el paso.

Es su poder el que hace que la luna cuando se pone no pueda verse. La fuerza del sol saliente hace que la luna llena vaya difuminándose hasta hacerse imperceptible. Esa plenitud que le dió hacía unas horas, cuando el sol era humilde, se la quita por completo al empezar un nuevo día: “no dejaré que nadie perciba ni si quiera que te vas, satelitucho de pacotilla, el día es mío de nuevo y todos, incluida tú, deben saberlo” ¿Quién se ha creído la luna que es? ¿Acaso pensó que le iba a robar a enamorados y poetas, a melancólicos y soñadores?

El sol es poderoso, y la renuncia a su poder es la que hace los atardeceres románticos y a la luna mágica. Parece que la belleza es solo posible cuando los fuertes renuncian a su poder.

Aunque todo esto ya lo decía Mecano :)

Hay 14 comentarios en este artículo:

  1. 5/09/2009MiYo says:

    Bonita reflexión.Me ha encantado leerlo.
    Aquí os dejo yo una leyenda sobre el Sol y La Luna.

    Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

    El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final…¡el brillo!

    Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

    Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y llantos cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

    La LUNA fue quedándose cada vez más triste.

    El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo féliz.

    Dios viendo esto los llamó y les explicó:

    Tú, LUNA, iluminarás las noches, encantarás a los enamorados,
    atraerás las miradas de los soñadores y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

    En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros,iluminarás la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y eso hará a las personas más felices.

    La LUNA se puso más triste todavía
    con ese cruel destino y lloró amargamente.El SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido

    Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

    Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

    Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

    La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

    Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es féliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

    El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

    Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es inféliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

    LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

    Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible! Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre sólos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

    Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

    Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

    Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

    Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

    Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capaz de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…

    Yo no conocía ésta leyenda y me ha gustado mucho.
    Espero q os haya gustado también.

    Saludos.

  2. 5/09/2009Anonymous says:

    ayayay, que me parece que se nos has enamorado…

  3. 7/09/2009Anonymous says:

    tu eres la luna y bryan el sol????

  4. 8/09/2009Anonymous says:

    Y qué pasa cuando la luna eclipsa al sol?

  5. 8/09/2009Bernzo says:

    cuando la luna eclipsa al sol, es solo un guiño que la luna hace a unos pocos en la tierra, nunca un eclipse lunar se ve igual en todo el mundo y pese a que lo intenta no lo ciega por completo.

  6. 13/09/2009tinisima says:

    Os dejo un enlace, espero que os guste:

    http://www.youtube.com/watch?v=QVtXe99Ytdc

  7. 15/09/2009Luis Alonso-Lasheras says:

    Yo diría que la clave es que la puesta de sol va perfectamente acompasada con el final del día :)

  8. 15/09/2009lunares says:

    Yo debo haber visto muchos dibujos de Marvin, el extraterrestre, porque soy muy lunática.
    Me encanta la luna. Me regalaron un telescopio sólo para poder ver mejor el mar de la serenidad, el de la fecundidad, su cráteres, sus cordilleras, etc
    pero aún así, para mi no pierde su encanto.
    El sol,…, manda demasiado.

  9. 17/09/2009Gaviota says:

    Bernzo!
    Amiguito!
    Hace muco no estaba por aquí, me da gusto ver tu post, ver que eres un romántico hecho y derecho..
    Nuevamente por acá, ya te extrañaba!
    Ahora por donde andas?

  10. 22/09/2009javierjies says:

    a ti no te gusta mecano no?

  11. 25/09/2009esther says:

    David contra Goliat, el fuerte frente al débil. La equiparación entre los dos astros que ejercen más influencia sobre nuestro planeta y sobre nosotros mismos, es inevitable. Luna y sol, con funciones bien dispares y sin ningún objetivo nos acompañan día y noche en nuestro devenir y la mayoría del tiempo olvidamos que están y raramente les prestamos atención.
    Yo, que soy muy lunática os diría que el Sol nos quita el hipo cada día con sus amaneceres y atardeceres, pero en pocos minutos nos deslumbra o nos deja a oscuras, en cambio la luna en su ciclo mágico nos ofrece un largo espectáculo nocturno y luce iluminando el cielo de la noche, sobre todo en resplandecientes noches de luna llena. No sé yo, si hiciéramos un ranking de contemplación… ¿cuál de los dos ganaría?
    Me encanta tu blog. Saludos.

  12. 26/09/2009Inma says:

    Me encanta todo lo escrito.Hay muchas sensibilidad,magia,romanticismo e intencion de sacar lo mejor de cada elemento.El poder de los fuertes bien canalizado tiene excelentes beneficios y como todos los fuertes tambien tienen sus momentos de descanso.Me gusta la sensacion de calor y poder de los fuertes,y me gusta poder mirar a los ojos a los fuertes, es en determinados momentos del dia y muy brevemente cuando lo puedo hacer con el Sol.Hay algo mas en todo esto y es que he visto la Luna en la noche oscura brillando en todo su explendor y tambien he visto la Luna en las mañanas con un cielo azul de fondo.No es maravilloso?El Sol con todo su poder nos puede brindar lo mismo?

  13. 1/11/2009Camaleona says:

    He fotografiado más veces a la luna llena saliendo sobre el mar que al sol saliendo por el mar… la luna sale a una hora razonable, el sol sale a una hora en el que el mundo aún no existe para mí.

  14. 6/11/2009Anonymous says:

    Bernardo, por favor, escribe un nuevo post. Hace mucho que no escribes. Deja google, dedicate a escribir…. o no dejes google, y la pasta que nanes dedicala a escibir, algo que sirva para rediseñar el mundo actual.
    Es tan increiblemente transportador todo lo que escribes: verano azul, miss saigon, billy elliot, el concepto de entretener ideas, el recorrido genetico de National G., el retiro patinando…
    Estoy segura de que te gustan las peliculas de Garci.

    saludos,
    felicidades por tu blog,
    escribe mas
    http://open.spotify.com/track/5jzP63vZKuShu11idshuLc

Escribe un comentario: