Doy Fe

by Bernardo on 12/05/2008

La matemática se fundamenta en los axiomas sobre los que se construyen las teorías: el axioma del punto permite que existan las rectas y de ellas la geometría. El punto existe, y punto, dice el axioma. De la misma forma los notarios establecen lo que existe y lo que no en el marco de la Ley.

Ayer por la mañana, en una notaría de la calle Velázquez en Madrid, mientras firmaba unos papeles de rigor, pillamos al señor notario de buen humor y compartió con nosotros dos anécdotas que le habían marcado la semana.
La primera era de la de un señor que con una escritura de unos poderes que pensaba le hacían superman, quería hacer lo siguiente: divorciarse de su mujer y de la amante, con las que había convivido durante 10 años. Además pretendía mantener la custodia de la hija que había tenido con la amante y que también vivía con ellos. La razón es que se había enamorado de una tercera y era momento de poner un poco de orden. Ya que estaba en ello, quería poner el piso en el que vivían y que estaba a nombre de la amante, a su nombre, por si acaso tenían problemas en el “divorcio”. Cuando descubrió que no había mucho que hacer, cogió su muleta y se fue a casa pensando en cómo iba solucionar aquello.

La segunda tenía que ver con cuatro señores mayores dispuestos a vender un piso que habían comprado a pachas en la calle Capitán Hayan en el año 62. El comprador en la sala dispuesto a soltar los millones. Se las prometían muy felices los ancianos pensando que la burbuja inmobiliaria iba a solventar los problemas de su jubilación cuando el notario les dijo que al haberse casado los 4 en régimen de gananciales, era necesaria la firma de sus respectivas esposas. Imposible, gritaron los 4, nuestras esposas no tienen ni la más remota idea de la existencia de este piso!!! El comprador se tuvo que ir a su casa, con sus millones y sin piso, y los ancianos se quedaron pensando en cómo solucionar el entuerto cuando al morirse alguno, las esposas descubriesen la herencia de un pisito al lado del D’Angelo :)

La ficción sigue quedando rezagada ante la realidad. El señor notario no salía de su asombro y a nosotros nos alegró la mañana.

Hay 4 comentarios en este artículo:

  1. 12/05/2008annemarie says:

    GRACIAS, sencillo de decir o de escribir pero a veces se olvida. Mucho agradecimiento por la generosidad mostrada al exponer tan sinceramente vivencias, sentimientos y un material valioso siempre de enorme interés.

  2. 12/05/2008Poiesis. says:

    “La historia hace a los hombres sabios; la poesía, ingeniosos; las matemáticas, sutiles; la filosofia, profundos; la moral, graves; la lógica y la retórica, hábiles para la lucha…”
    * autor: Francis Bacon

    Me gusta tu chispa y perspicacia, eres un escritor innato. Un abrazo bajo la lluvia, ;) .

  3. 13/05/2008Gaviota says:

    Así suele ser la vida de complicada, cuando complicada te ha gustado vivirla.
    Mal haya en sus corazones que al querer hacer algo cuerdo, les venga por consecuencia el gran peso de sus actos.
    jijiji!!

    Esperando que lo de rigor haya terminado bien!
    Nota: A veces te pierdo la pista, con lo mucho que tu viajas ya no sé ni donde andas!
    saluditos!!

  4. 16/05/2008Anonymous says:

    lo que sabes….

Escribe un comentario: