decidir o escuchar

by Bernardo on 7/08/2008

7 de la mañana. Como quien se va a trabajar a una fábrica a unos pocos kilómetros de casa, me monto en el avión que me llevará primero de Madrid a Londres y luego a San Francisco, en 17 horas si todo va bien.

Pero no podía empezar mejor mi vuelta a casa – o lo que dejo es casa?… A mi lado en el avión se sienta Pau Gasol y estoy rodeado de la selección campeona de baloncesto. A Pau no le caben los pies en el asiento, se da con la cabeza en el techo de la cabina y las zapatas de Nike parecen barcazas :) me da la impresión de que pasa bastante del resto del equipo, que viaja como una piña al más puro estilo español.

He estado en España 13 días en los que no he parado. He reunido a mi equipo mundial de Google en Valencia. Casi 60 personas reflexionando acerca de lo que hemos hecho y lo que queremos hacer, al calor de la Campus Party, del mediterráneo y ese puntito bakalo molón que tiene la ciudad del arroz.

No he podido ver a casi ningún amigo. Reuniones, charlas, papeles y preocupaciones que hay que dejar resueltas cuando uno vive en el lejano oeste, se han comido todo mi tiempo. Sí me ha dado tiempo a recoger un cuadro que me he regalado, de uno de mis pintores favoritos, Carlos San Millán. La pared del salón de mi casa en Madrid estaba vacía desde que el desamor y su necesaria separación de bienes, se llevó el cuadro que colgaba encima del sofá. Sentí que con este regalo hacía algo más que decorar el salón; era un esfuerzo consciente por abandonar este año y medio de empeño en no aceptar que el cuadro de Pin Morales y su dueño no volverían a mi salón.

Entre tanto devenir y con necesidad de ubicarme en mi propio mapa personal, único caso donde Google Maps no ayuda mucho :) reflexionaba acerca de la naturaleza de las decisiones en la vida. Y es que estoy viniendo a pensar últimamente que hay que dejarse llevar mucho más, y no empeñarse tanto en tomar una decisión. Tengo una naturaleza tendente a la obsesión, a querer saber qué va a pasar y cómo, para poder tomar la mejor decisión. Y es que a veces es mejor retirarse, escuchar el río correr y esperar a que desde el sosiego de su observación él mismo te diga qué hacer.

Voy descubriendo que el secreto de las decisiones correctas está en la sabiduría de saber encontrar el equilibrio entre controlar tu destino y dejar que él te guíe, entre saber lo que quieres y descubrir lo que te conviene… te conviene: viene contigo :)

En ello estoy, y este año sin vacas de verano y hasta arriba de curro. Espero que lleguen tiempos mejores.

Hay 13 comentarios en este artículo:

  1. 11/08/2008Anonymous says:

    resulta excesivamente facil refugiarse en el trabajo para no pensar ni reflexionar… es una tentacion demasiado grande…

  2. 11/08/2008Anonymous says:

    Que curioso, Escuchando “My Way” y con el ordenador entre las manos, me estaba preguntado por qué ante una vida aparentemente muy buena, estaba en el sofá, una vez más, con la sensación de que hay algo que no acaba de funcionar. Cuando aparecí en esta pagina, sin saber muy bien la razón y me encuentro con este tipo de reflexiones.

    Ahora decido, sin saber por qué, compartir mis pensamientos. Dos decisiones irracionales para hablar sobre el raciocinio de las decisiones…

    Un buen amigo dice que el hombre de hoy es como un Homo Sapiens que no se siente saciado por mucho que cace (esta teoría tiene cierta parte de locura cuando la visualizas). Que debemos aprender a disfrutar de cada vez que nos lavamos las manos, sintiendo como el agua resbala, que debemos degustar cada palabra que tenemos en una conversación… así el tiempo viajará más despacio y con él, la paz de sensaciones y decisiones.
    Si bien se parece a tu versión del río, creo que esta habla de saborear más todo lo que pasa inadvertido, dejando que la perfecta maquina en la que estamos haga su función.

    Hay días que resulta difícil vivir aunque todo aparentemente sea idílico, en esos momentos, reflexionar y dar una vuelta a todo parece cómodo, es intimo y cálido. Esos días buscas ese sentimiento que solo te puede dar tu pareja. Si no la tienes buscas su recuerdo. Pero la pregunta es, si los días en los que no resulta tan difícil vivir tienes en cuenta, en tus decisiones, la grandeza del sentimiento que recuerdas. Muchas veces el afán por seguir cazando nos impide sentir el calor de una cueva con compañía. Así mismo parece que el triunfo profesional y la vida personal exitosa son de bandos contrarios.

    Pero una persona como tú debe mejorar su toma de decisiones? Estoy convencido que tu obsesión por la mejora tiene en cuenta casi todo lo posible, pero por suerte, somos muchas personas tomando decisiones.
    Me encantaría discutirlo pero nuestras decisiones nos han impedido y nos impedirá charlar sobre las batallas por la felicidad.
    Usuaque

  3. 12/08/2008brigate says:

    Lo de ciudad bakala me ha llegado al alma. Si hubiera sabido que estabas en la Campus me hubiera pasado con B. Simón, para conocerte, me pareces un tío superinteresante, un exponente de nuestra generación interesante de conocer.

    Sobre lo del cuadro, seguro que es un símbolo y entra aire fresco en el salón.

    Besos.

  4. 15/08/2008Gaviota says:

    HOLA!!
    MUCHACHO SIEMPRE SORPRENDIENDO A ESTA MENTE, CON TUS IDEAS Y VIVENCIAS!
    CREO QUE TE ESTA LLEGANDO EL TIEMPO..
    EL TIEMPO ES SABIO Y CUANDO LLEGA, BUSCA DAR EN EL LUGAR EXACTO PARA QUE SIGAS ADELANTE TU CAMINO.
    SOLO ES CUESTION QUE SINCRONICES AL TIEMPO CON LO QUE TIENES EN ESE CORAZONCITO OBSESIONADO POR OTRAS COSAS Y NO POR LAS QUE REALMENTE LE CORRESPONDEN.
    SI LO SINCRONIZAS, LO HALLARÁS Y LO QUE AÑORAS VENDRÁ A TI…..

    SALUDITOS!!
    TE QUIERE UNA AGUASCALENTENSE.

  5. 17/08/2008Samer K says:

    Cierto es, nos acostumbramos a tener las respuestas y los resultados de manera matematica y efectiva. Y cuando topamos con la ciencia imperfecta del amor nos derrotamos. Porque las preguntas y las sensaciones no son ni sumas ni restas, pero a pesar de todo los resultados siempre dan algo exacto; enseñan.

    Un saludo!

  6. 18/08/2008Anonymous says:

    Es de las pocas cosas que Google no puede buscar…

  7. 19/08/2008MartaVLC says:

    Hola!!! Has estado n Valencia y en la Campus!!! Ya podias haber avisado. Yo también, y seguramente, puede que hayamos estado juntos y no nos hemos conocido. Yo soy amiga de Carlos Domingo, que seguro conoces, y Belinda …, en fin,a la próxima. Que pena que sigamos siendo la ciudad bakala, con lo que hemos cambiado y mejorado, no?
    Tus reflexiones, como siempre, muy buenas.
    Un besito

  8. 20/08/2008mariaenlisboa says:

    ¿y no será que las mejores decisiones son las que tu vida toma por su cuenta sin hacer caso a tu cabeza ni al tu corazón?
    mira yo, la de tiempo que llevo dejando que mi vida decida por mi y haciendo caso sólo a lo que surje en ese sitio impreciso junto a la boca del estómago . . . ¿me vas tu a decir que no?

  9. 20/08/2008mariaenlisboa says:

    ¿y no será que las mejores decisiones son las que tu vida toma por su cuenta sin hacer caso a tu cabeza ni al tu corazón?
    mira yo, la de tiempo que llevo dejando que mi vida decida por mi y haciendo caso sólo a lo que surje en ese sitio impreciso junto a la boca del estómago . . . ¿me vas tu a decir que no?

  10. 20/08/2008MrMagoo says:

    Me han dicho que tu eres el que pone los mcdonalds en el guguelmaps, es que no has puesto bien el del cc el rosal de Ponferrada, que casi lo pones en Cacabelos, donde el Prada a Tope.
    Anda abrazos, que pareces el maestro del pequeño saltamontes.:)

  11. 25/08/2008Anonymous says:

    el otro día alucine: en un local en un pequeño pueblo de segovia, comenzamos a hablar de blogs, y , de un grupo de unos 15, yo era el unico que seguía tu blog pero 3 personas sabian quien eras tu, les sonabas por tus aventuras profesionales… me asusto un poco!! el poder de internet es alucinante….

  12. 4/10/2008la doctora SI says:

    El día en que yo aprendí esa lección empecé a vivir mucho más tranquila. Los occidentales cometemos el error de provocar nuestros acontecimientos guiados por las prisas y la falta de paciencia.

    Dejar que la vida te sorprenda y que te coloque por sí misma delante tuyo a las personas y a los acontecimientos sin que los esperes, es la clave.

    Al fin al cabo se trata de Esperar, y en una vida con una agenda tan apretada asimilar esta idea se puede convertir en una tarea difícil.

    “La espera no es esperanza vacía, porque tiene la certeza interior de llegar a su meta. Sólo esta certeza produce la luz que conduce al éxito…Tranquilos, fortifiquemos nuestro cuerpo con alimento y bebida, y el espíritu con serenidad y buen humor. El destino llega por sí mismo, cuando él lo quiere. Sólo entonces estaremos preparados para recibirlo” Fragmento del I Ching, el libro de los cambios.

  13. 5/02/2009Ariadna Ferran says:

    Me pasó la dirección de tu blog una amiga que está metida en este mundillo, y me dijo que no dejara de leerte…y tengo que decir que he deborado tu blog en una tarde, y me he quedado con ganas de más…

    De varias cosas que me han llamado la atención, con esta entrada me he sentido muy identificada con lo que dices “tengo una naturaleza tendente a la obsesión, a querer saber qué va a pasar y como…”

    Una vez alguién me dijo: “si controlas la ansiedad, la variable tiempo siempre jugará a tu favor”

    creo que tiene toda la razón,..lo complicado es controlar esa ansiedad…y sobretodo esa inseguridad que nos provoca esa ansiedad…

    te seguiré leyendo!

    saludos

Escribe un comentario: