Al, el político pragmático

by Bernardo on 2/11/2007

La semana pasada, en un alarde de improvisación y sacar fuerzas de no se sabe muy dónde, me planté en Sevilla, donde nos invitaron a presentar uno de los primeros proyectos que he desarrollado en Estados Unidos en las jornadas de formación de Al Gore sobre el cambio climático.

Me impresionó conocer al 45 VicePresidente de los EE.UU. y último premio Nobel de la Paz. Es grande, está gordo, pelo canoso que camufla una incipiente tonsura, mano grande y poderosa en el saludo. Mide la palabra, tiene mirada transparente que parece casi sin vida, un maestro de la retórica que emociona con riesgo a veces de sobreactuación.

Su causa es admirable, pero su descarado madiraje con políticos y empresarios me defraudó por un momento. Es como que una causa tan noble necesitase ser heroica, rompedora, temeraria, enfrentada a todo y a todos. Pero tras pensar un poco, entendí su estrategia. Don Quijote no cambió nada yendo en solitario. Los revolucionarios acaban con más frecuencia siendo mártires y no premios Nobel de la Paz. Gore es un gran político y conoce mejor que nadie lo efectivo que es luchar desde dentro y alineado con los agentes que tienen los recursos y toman las decisiones.

Hay 5 comentarios en este artículo:

  1. 2/11/2007Jose del Moral says:

    Nada, que te hemos pillado: al final te fuiste con Gore y nos dejaste solitos en el ministerio ;-)

    Interesante la crónica, en cualquier caso.

  2. 5/11/2007brigate says:

    ¿de verdad crees que le interesa algo a ese la naturaleza? Después de haber estado tantos años de Vicepresidente del primer pais del mundo y no haber hecho nada, dudo que le importe el cambio climático, y creo que más bien es una buena forma de hacerse millonario.

  3. 21/11/2007loximann says:

    No es sólo el “maridaje” del que hablas, es que el señor Gore es un mentiroso, un político a fin de cuentas. El cambio climático a mi parecer es un hecho innegable, pero defenderlo con mentiras, “hechos” científicamente no probados, documentales que llevan al pánico y la histeria colectiva me parece al menos lastimoso, aunque de esperar. Supongo que, de todas formas, no será más que causa de admiración para alguien que come de vender motos.

  4. 22/11/2007Eduardo Rubio says:

    La verdad es muchas veces somos muy duros con la gente que no conocemos, y tenemos las costumbre de poner palos a las ruedas de los carros. Si el Sr. Al Gore defiende ahora mismo la postura de ir contra el cambio climático, bienvenida sea. ¿Quién la va a defender….. a ver?
    Nunca es tarde si la dicha es buena.

    http://eduardojrubio.blogspot.com

  5. 18/12/2007MONICA says:

    http://www.monbiot.com/archives/2007/12/17/hurray-were-going-backwards/

Escribe un comentario: